Lucha sin cuartel contra el déficit: ahora, intérpretes en el Senado

El Senado es esa Cámara que nadie sabe para qué sirve, salvo para absorber recursos públicos. En ella se ha descolgado Leire Pajín, la inefable oradora del “encuentro planetario”, solicitando que se pueda intervenir en cualquiera de las lenguas del país, medida que haría necesaria la traducción simultánea con un coste de más de un millón de euros.

Soy uno de los muchos ciudadanos de la España bilingüe. Somos alrededor del 40%. Conozco el castellano perfectamente, una lengua sumamente útil que es tan mía como la otra. Y si no fuera ese mi caso, si no estuviese en condiciones de utilizar el español para participar en una reunión, no merecería ser senador (sea ello lo que fuere). Estoy harto de que este Gobierno se RÍA del dinero público. Quiero un Gobierno, del color que sea, que se tome en SERIO el dinero que a los españoles tanto cuesta ganar. Estamos en una criris MUY GRAVE y no es momento para sandeces: ni si le puedo contar el cuento de Caperucita a mis hijas porque es sexista, ni si se puede hablar en euskera en el Senado, ni las demás cortinas de humo. RECLAMO SERIEDAD, aunque sé que para este Gobierno esto es absolutamente imposible. Lo trágico es que la oposición es poco mejor. Urge quitarnos de encima a este Gobierno que se parodia a sí mismo, pero la alternativa es la siguiente: del PP mejor no hablar; el gran problema para Izquierda Unida es, en estos momentos, si es mejor tener un Rey o un Presidente de la República. Y la única alternativa seria parece ser una ególatra que se complace en hacer bromas tabernarias utilizando tópicos regionales. Qué triste.

Comments

  1. Hi, this weekend is pleasant for me, for the reason that this occasion i am reading this fantastic
    educational post here at my home.

Speak Your Mind

*