Se estudia el papel de los servicios nacionales de empleo en la flexiseguridad/flexiguridad

La Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades de la Comisión Europea, junto con el instituto danés Dansk Teknologisk Institut Forening realizan un estudio sobre el papel que cumplen los servicios de empleo público (SPE) con relación a la flexiseguridad/flexiguridad en el mercado laboral europeo, no sólo de la UE, sino de otros países del Espacio Económico Europeo.

Este estudio parece que será una herramienta muy útil para una futura definición de las estrategias de flexiseguridad/flexiguridad de los diferentes países, ya que analizará cómo funcionan los SPE en los que han introducido ese modelo laboral, y qué buenas prácticas pueden aportar a los demás. El hecho de que en el proyecto participe una institución de Dinamarca, país que se considera el paradigma del modelo, es un buen principio.

Como se sabe, la flexiseguridad/flexiguridad asigna a los SPE un papel central, ya que los trabajadores pueden ser despedidos de sus empleos con mayor facilidad, pero a partir de ese momento debe comenzar una acción pública para procurarle otro empleo, en un sector para el que se encuentre formado, o en otro distinto, facilitándole entonces nueva formación. Por ello, otros de los puntos que estudiará este informe es la relación entre los SPE y el resto de elementos de la flexiseguridad/flexiguridad. También intentará aclarar cómo se pueden identificar las buenas prácticas de flexiseguridad/flexiguridad a partir de las experiencias de los países que ya la han implementado.

La UE enviará una “misión” a España para controlar la aplicación de la flexiseguridad/flexiguridad

En una reunión informal de los ministros de Empleo de la UE se ha acordado enviar a cuatro países una “misión” institucional de siete personas para analizar el cumplimiento de las orientaciones europeas sobre flexiseguridad/flexiguridad, tales como la formación permanente y la ampliación de la vida laboral (“envejecimiento activo”) . Los países elegidos son, además de España, Francia, Suecia y Polonia, como países representativos de las estructuras laborales mediterránea, continental, escandinava, y de los nuevos miembros de la UE. Se espera la aprobación de sus Gobiernos para estas visitas.

En este grupo figurarán, además de responsables europeos de Empleo, un representante de la CES (Confederación Europea de Sindicatos) y la patronal BusinessEurope.

En octubre de 2008 se elaborará un informe provisional con los resultados de las visitas, que tendrán lugar en primavera y verano. A finales de año se espera la presentación de un documento que resulte del análisis del informe provisional por parte del Parlamento Europeo y otras instancias.