Principio de acuerdo europeo sobre flexiseguridad/flexiguridad

El pasado jueves 25 de octubre tuvo lugar en Lisboa un acontecimiento excepcional en la historia de las relaciones sociales europeas. Las organizaciones patronales y las sindicales llegaron a una especie de acuerdo marco (¡un macroconvenio colectivo!) para aplicar la flexiseguridad/flexiguridad en los países de la UE, se supone que adaptada a las peculiaridades sociales de cada país.

Parece que sindicatos (Confederación Europea de Sindicatos) y patronal europea (Business Europe) al fin han dejado a un lado sus desconfianzas mutuas. Teniendo en cuenta que hasta ahora los más interesados en esta propuesta eran la patronal y los partidos liberales, la noticia es que los sindicatos empiezan a ver las ventajas del modelo.

Todo acuerdo económico entre partes libres es eficiente y positivo, y por tanto es una gran noticia para Europa. Y como ha dicho el Presidente de la Comisión, Durão Barroso, este acuerdo es una señal de que se relanza el modelo europeo de concertación social. Un poco… ¿a la danesa?

CCOO, siguiendo a la CES, rechaza la flexiseguridad/flexiguridad

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha atacado la idea central de la propuesta europea sobre flexiseguridad/flexiguridad, que según este sindicato y la Confederación Europea de Sindicatos (CES) es la de que la rigidez laboral es la principal culpable del desempleo. Propone buscar medios para reforzar la flexibilidad interna de la fuerza laboral de las empresas, en vez de buscar constantemente la flexibilidad externa.

Creo que es interesante la aportación sindical para buscar la flexibilidad interna, especialmente en las grandes empresas, pero si los sindicatos entienden que la flexiseguridad/flexiguridad significa sólo facilitación del despido, o bien no quieren entender correctamente el concepto, o bien la Comisión Europea no se ha explicado bien. Conociendo a unos y a otros, seguramente se darán ambas cosas…